De letras y cuerdas

A veces dormida enmudece mientras la beso con la punta de los dedos y se esconde bajo los brazos caídos del silencio eterno.
A veces consigo que suspire con aliento fugaz de melodías olvidadas y me devuelve el sol en burbujas de notas perfectas.
A veces me sonríe tímida lanzando bocanadas multicolores de ensueño cuando la cuidad se adormece bajo el pálido disfraz estrellado de la noche.
Algunas veces teje rumores apenas hilvanados que resuenan en la soledad que la abriga en su rincón predilecto.
A veces ella no sabe tocarme y más veces yo no logro hacerlo y me rindo con manos cansadas en puentes de versos que no riman y canciones que no se cantan.
A veces mi guitarra se envuelve en oscuras temporadas invernales y desérticas horas de pasividad inquieta.
Y a veces, solo a veces, renace con el brillo de una nueva canción que la detiene nuevamente en el infinito abandono de su rincón predilecto.

2 comentarios:

*MeL* dijo...

Eyy ! Como siempre, cada cosa que escribis me gusta mucho!

Yo si me detengo y leo, porque como dice en mi blog leer alimenta el alma, qué importa si llegamos con un poco de retraso mientras lleguemos llenitos y que nos dure para la jornada?

;) Un abrazo!


Mel..

*MeL* dijo...

Amigo, inaugure una encuesta para que me ayuden con su voto para saber qué categoría les gusta mas de lo que escribo.
Pasa a votar? Asi me ayudas... Gracias... Besos...