Sábanas

Cansados de la costumbre que traen consigo los días solían escaparse internándose en lo profundo de las sábanas donde la rutina parecía no haber tropezado nunca. Se reencontraban allá abajo desnudos de horarios y cafés apresurados. Cantaban susurrando cada sílaba y se contaban historias que ambos conocían, y les modificaban lugares, y nombres y fechas, y eran relatos nuevos y viejos al mismo tiempo. Y se entusiasmaban hasta las lágrimas con cada anécdota inesperada, recién nacida.

A veces solo se descubrían imaginando contornos en los pliegues del acolchado y dibujaban con los dedos acertijos que de no ser descifrados se castigaban mordiendo los labios uno al otro. Lo disfrutaban sin tener conciencia de nada, y subían y bajaban en toboganes de carcajadas violentas. Luego se quedaban en silencio, y de nuevo el acertijo, y morderse, y estallar en risas, y cantar en voz baja respirando casi al mismo tiempo.

Podían estar así varios días, y afuera el vaivén vertiginoso de las horas y las obligaciones no los perturbaba. Y fumaban, y de a ratos dormían o se contaban lunares, y él con las manos deformaba su rostro y el de ella.

Finalmente, ya cansados, se levantaban y se ponían sus ropas pesadas de horarios y tomaban un café apresurado, y se dejaban asesinar resignadamente por el vaivén vertiginoso de las horas y las obligaciones.

7 comentarios:

claudia paredes dijo...

Las sábanas son otro mundo. Pero pocos saben recorrerlas como Dios manda (o según Benedetti "como Dios sugiere").

Agostina dijo...

Entre a este blog leyendo como titulo 'letras minimas', pero después de leer este fantástico relato me di cuenta que el titulo fue escrito irónicamente, porque esas letras son inmensas...
Voy a estar seguido por acá, Eduardo.

Edu dijo...

Claudia, las sábanas son otro mundo, y debajo de ellas hay un universo.

Agostina, serás siempre bienvenida!!

Saludos....

Heart in GLOOMS dijo...

Que lindo lo que escribiste, me gusto mucho, voy a pasar mas seguido. Un beso.

maripi dijo...

muuuyyyy lindo!! logré ponerme en el lugar de los protagonistas... no es acaso el fin de un buen relato??

Eduardo Roldán dijo...

maripi...bienvenida al blog! pasá cuando quieras...habrá más letras minimas..

Saludos...

º º Me º º dijo...

Edu, es la primera vez que entro a tu blog "letras minimas", y cada palabra en tus relatos hizo eco en mí!...sensaciones que solo produce un artista de las letras... gracias por la oportunidad de leerlo!