Me separan de vos estos largos ratos de silencio y un par de aeropuertos. Tus manías que no puedo entender y 25 centímetros de sábanas. Mis viajes a no se dónde y tus incontenibles ganas de seguirme. Mis horas de no hablarte y tus deseos de escucharme. Me separan de vos estas charlas inconclusas y tus olvidos recurrentes. Mis dudas y tus certezas.

Te separan de mi la distancia y la falta de abrazos. Mis abandonos y tu mal humor. Mis libros y tu aburrimiento. Te separan de mi tu soledad y mi falta de atención. Mis sueños y tus realidades. Mis noches de insomnio y tu sueño intacto. Tus miles de secretos y mis pocas ganas de conocerlos. Tu indiferencia y la mía. Nos separan nuestras despedidas.

7 comentarios:

claudia paredes dijo...

Qué lindo, Eduardo.Me gusta mucho este estilo. Adelante!

Eduardo Roldán dijo...

Muchas gracias Claudia!...lo intentaremos.

Sonny dijo...

Genial tu manera de escribir Eduardo.
Agrego tu blog a preferidos.

un saludo desde las Palmas de Gran Canaria!

Eduardo Roldán dijo...

Sonny: bienvenido al blog. Muchas gracias.
Saludos desde Córdoba (La Docta).

Rulo. dijo...

Si, si... muy bueno. Muy claro. Muy... asì... entre con mucha piel, alma y una fotograf..iquitititud impresionante en las cosas que describis.

likeitalot.

Pero hay cosas mejores. Ej: WWW.BLOGDERULO.BLOGSPOT.COM jajaj
invita a tu gente

chau anticipador de adjetivos, gran abrazo... que suena mucho mejor que abrazo gran :P

Angie dijo...

la indiferencia y la intolerancia es lo que nos aleja de la gente.
re lindo lo que escribiste.

Anónimo dijo...

Me encantó este post!

http://senhardades.blogaliza.org