Luna

Conocí una chica llamada Luna que había vivido por años en una isla de mentira rodeada de bosques inventados y soles que, según ella, nunca se ponían. Luna se levantaba todas las mañanas, que eran siempre las mismas mañanas, y se sentaba tranquilamente en aquella misma roca que ante los ojos de cualquiera no existía. Le pregunté a Luna como se llamaba su isla, y me respondió que su nombre era distinto todos los días. Aquel día se le antojaba llamarse "Sueño", pero el día anterior supo nombrarla "Amor".
Luna me confesó que nadie era capaz de aventurarse en la isla sin su permiso. Me lo contó en medio de risas una tarde que mirábamos la lluvia desde la ventana del colectivo. Me advirtió que nunca lo intente, que las olas que rompen sobre los acantilados rompen también el alma, y que las tormentas que en ocasiones azotan la isla, son capaces de desatar huracanes en el corazón.
Luna me dijo, además, que su isla tenia una ventaja. Ella podía escaparse cuando quisiese. Mientras dibujaba en el vidrio empañado, susurró lentamente que en un lugar determinado, en el centro de la isla, existía una cueva muy oscura y fría a través de la cual ella lograba fugarse y regresar las veces que se le antojaba.
Luna me tomó la mano y me dijo que mañana su isla se llamaría "Olvido". Después enmudeció. Y dejó de observar la lluvia a través de la ventana, y entonces supe que regresó y que estaría sentada en la roca, en otra mañana que era siempre la misma mañana.

3 comentarios:

virginia dijo...

"Luna me dijo, además, que su isla tenia una ventaja. Ella podía escaparse cuando quisiese"

Ojalá el tiempo se desmenuzara para que la isla me ofrezca una ventana, me mire de reojo, y me diga.. "dale escapate: hoy no es tu día, las horas van a suicidarse en el mar".

que linda historia.. que linda tu luna.. quién olvidaría una luna? si es ella quien nos refleja en su luz.
^^

Eduardo Roldán dijo...

Hola virginia. Gracias por tu comentario. Pasé por tu blog. Te agrego a mi blogroll.
Saludos...

DeaBea dijo...

cuántas mujeres se refugian en su isla... no sólo Luna...
Me gustó.