Advertencia!

Es conveniente tener mucho cuidado con lo que se escribe. Tal vez encuentres que las palabras que lees no son las que imaginaste segundos antes de dibujarlas. Quizás hasta te parezcan figuras totalmente desconocidas. Es que, a menudo sin saberlo, las palabras adquieren una avasalladora autonomía. Y se desvinculan de su creador de una manera tan rápida que incluso, al momento de esbozarla, la palabra ya no te pertenece.
Y aunque pareciera, ésta no es una excusa para andar por ahí propiciando ideas o conceptos con total e impune irresponsabilidad.
Tal vez no lo sepas, pero las palabras que nunca fueron tuyas, en algún momento son de otros, ellas caprichosamente seleccionan el soporte que mejor les plazca. Hoy las vemos escritas en tal o cual lugar, mañana aparecen estrelladas en ajenos papeles u otras superficies.
Por eso, es conveniente tener mucho cuidado con lo que se escribe. No vaya a ser que algún día te encuentres enterrado en una maraña de vocablos o términos que nunca has querido expresar.

2 comentarios:

Kazilar dijo...

See please here

DeaBea dijo...

Tenés razón, pero yo soy una desbocada en la escritura y no me importan las consecuencias.Los caminos de la vida se trazan a machetazos, a veces...